img_3773

El pasado miércoles 14 de Diciembre, tuvimos en Magalia a Daniel Avilés Hurtado hablándonos de las organizaciones.

Durante casi dos horas estuvimos hablando sobre las organizaciones, pues hubo autentica participación de los asistentes.

Daniel basó la ponencia en la comparación del cuerpo humano con una organización, haciendo una comparativa de los diferentes aspectos a observar en las personas de cara a tener un óptimo crecimiento, y como estos mismos aspectos se trasladan a las organizaciones.

Comparó el plano existencial con “El Propósito de la empresa” el para qué se funda la empresa, y nos hizo entender que aunque sea necesario ganar dinero con una empresa, ese nunca es su propósito. Así mismo nos hizo ver que los Valores y Principios, la Misión y la Visión, lejos de ser adornos de moda, son elementos que de cara a un viaje de negocios nos planteamos, y con mas razón debemos plantearlo para el proyecto organizacional, ya sea empresa o ONG.

Nos comparó el plano anatómico con la estructura de la empresa, tanto la física (instalaciones, equipamiento) como la funcional o de personas, teniendo en cuenta las funciones, autoridad y responsabilidades, y como esto nos deja ver las posibles carencias o solapamientos en estos puntos.

El plano fisiológico lo comparó con los procesos, toma de decisiones, flujos de información y cuellos de botella, todo ello en sintonía con la estructura.

Cuando comparó el plano psicológico con la cultura de empresa, fue cuando mas participamos los asistentes, pues abarca temas tan importantes como el liderazgo y la motivación, el sentimiento de pertenencia, los nefastos juegos de poder, la muchas veces ausente resolución de conflictos y la rara gestión del cambio.

En el plano relacional, si para las personas es importante, para las empresa es vital, pues solo tienen sentido cuando interaccionan con su entorno. Aquí Daniel nos hizo hincapié en que la competición deja siempre un perdedor, y sin embargo existe la modalidad de ganar-ganar, la cual siempre es mas ventajosa, puesto que cuando las dos partes ganan, la relación se hace mas duradera. Otra parte muy importante de la relacional, es la económica, pues es el oxígeno que necesitan las organizaciones para vivir.

Cerro con dos ideas muy importantes, “Una empresa es un organismo complejo y multidimensional” y “Su desarrollo y crecimiento armónicos requieren atender toda su complejidad y dimensiones”

En definitiva, nos dio una visión sistémica de las organizaciones, una visión global que pocas veces da tiempo de tener en cuenta cuando se está dentro, y mas porque siempre tendemos a primar unas sobre otras dependiendo de nuestro carácter o experiencias.

Fue una charla amena, en la que participamos los asistentes, contamos nuestras experiencias y las contrastamos con el mensaje que nos daba Daniel, y después pudimos tomar un vino para conocernos los asistentes.

Muchas gracias a Daniel, y a todos los asistentes por venir y hacer una jornada única.