fbpx

 Entramos ya en época de vacaciones, y en muchas empresas los turnos para el periodo estival arrancan en julio. Hoy en el blog de Magalia, vamos a hablar de lo que un directivo puede hacer justo antes de cerrar su ciclo e irse de vacaciones. ¿Te apuntas? 

 

1-. Reúnete con tu equipo de responsables para hacer balance del año.  

Este año 2021, más que nunca marcada por el COVID-19 muchas empresas han tenido que trabajar desde casa, o incluso han sufrido algunos ERTE, por lo que cerrar este periodo con una reunión presencial en la que agradecer esfuerzos y hablar de todo lo acontecido en los primeros 6 meses del año sería una fantástica manera de reforzar lazos laborales, así como de poner blanco sobre negro los hitos y también los puntos de mejora de la empresa. Hay entidades que, incluso, aprovechan para cambiar de aires y ubican esta reunión laboral especial en algún otro lugar bien equipado al respecto, como podría ser el Centro de Negocios Magalia.  

 

2-. Dedica tiempo a planificar el último trimestre del 2021 con calma 

En los periodos de falta de agenda es cuando un empresario realmente se puede sentar a trabajar. Para detectar posibles nuevas líneas de negocio, analizar mejor los pasos de algún competidor, o estudiar un caso de éxito, necesitamos tiempo de tranquilidad. Aprovecha tus días antes de vacaciones para encerrarte en tu despacho simplemente a pensar y analizar para que la inspiración te pille con un ordenador trabajando.  

 

3-. Busca oportunidades de optimización de gastos usando tecnología 

Las nuevas tecnologías nos ayudan a hacer nuestros centros de trabajo más eficientes, o a un mayor control de la productividad. Aprovecha para darle una vuelta a las últimas apps del mundo de la empresa que te puedan ayudar a mejorar la eficiencia y eficacia de tu empresa y sus trabajadores.  

 

4-. Aprovecha para mejorar las instalaciones y el material de tu personal 

Ahora que vas un poco más relajado, observa tus instalaciones y mira si tus trabajadores o tú mismo estás cómodo en tu zona de trabajo. Pregunta a tu personal, mediante una encuesta anónima, por ejemplo, qué se podría mejorar respecto de la ubicación y el material con el que ellos trabajan a diario.  

 

5-. Reúnete con tus jefes, para que sean ellos quienes evalúen tu trabajo 

Necesitamos un punto de control, incluso tú que eres un jefe o directivo. Busca alguien que esté por encima de ti en tu empresa, o reúnete con otros empresarios de tu confianza para tener siempre un punto de vista externo crítico que te ayude a crecer.  

 

6-. Organiza bien las vacaciones de tu personal y las tuyas 

Pon interés en la gestión que desde recursos humanos se hace de la programación de vacaciones. Es muy importante que los días libres estén bien repartidos y que realmente tu plantilla pueda descansar y desconectar para evitar síndromes del trabajador quemado.  

 

7-. Compárate a cómo estabas hace 1 año y mira al futuro con optimismo 

El estrés del día a día nos quita perspectiva. Seguramente en muchas ocasiones tenemos una visión de nosotros mismos o de nuestro trabajo negativa. Compararnos en cifras, crecimiento, e incluso en bienestar con años anteriores nos ayuda a darnos cuenta de que vamos en muy buen camino, o quizá nos oriente a volver a un ‘modus operandi’ aplicado en alguno de aquellos años donde el balance sale mejor. Todo es cuestión de perspectiva.  

 

¿Te ha gustado? Recuerda compartir este artículo en tus redes y ayúdanos a seguir creciendo. En el Centro de Negocios Magalia, trabajamos para ti. Conócenos mejor visitando nuestra web www.magalia.net. Estamos en el Polígono Industrial Oeste, de Alcantarilla, Murcia.