fbpx

Un espacio cardio protegido es aquel lugar que dispone de los elementos necesarios para asistir a una persona en los primeros minutos tras una parada cardíaca, y cuenta con desfibriladores externos semiautomáticos de fácil acceso para que los primeros intervinientes puedan lograr la desfibrilación antes que haya transcurrido el tiempo máximo recomendable desde que ha ocurrido el paro cardiaco.

Por eso es importante que en lugares donde pueda existir el riesgo de que se presenten paradas cardíacas (donde se concentre un número elevado de personas, o donde se encuentren personas de elevado riesgo de tener una parada cardiaca, así como en lugares inaccesibles para los equipos médicos) tener a mano un desfibrilador (DESA o DEA), y así hacer que la muerte sea algo inevitable.

Un desfibrilador (DESA o DEA), es un equipo sanitario destinado a analizar el ritmo cardíaco, capaz de identificar las arritmias mortales y de administrar, con intervención de una persona, una descarga eléctrica con la finalidad de restablecer el ritmo cardíaco con altos niveles de seguridad.

El Centro de Negocios Magalia cuenta con la certificación de espacio cardio protegido y dispone de una unidad de DEA/DESA en un lugar visible y de fácil acceso para su posible uso, así como de un equipo de personas formadas para su posible utilización. Ya que gracias a una rápida asistencia y al uso del desfibrilador en pocos minutos se puede salvar una vida.